no sé

no sé qué me espera
al otro lado del Door Number One
pues voy sin embargo
en busco de un premio
que aun no conozco
y tal vez no exista

no sé si me salve
distracción o distancia
pues hace meses desde que los vi
ya no conozco mis demonitos
y ellos ojalá
pueden ser imaginados

no sé si en un día
caluroso del verano
cuando no hubo refugio
ni en la falda del elefante
se fundieran
se acabaran
terminaran
me dejaran

y no sé si me esperan
listos pa’ lanzarse
esperándome
con paciencia total y fe absoluta

y voy sin embargo
pues no quiero pensar
en Door Number Two.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s